Por qué me gustan los lunes y cómo puedes tener un gran día

Por qué me gustan los lunes y cómo puedes tener un gran día

Esta publicación puede contener links afiliados, lo que significa que recibiré una comisión si realizas una compra dando click a estos links.

El momento en que esto se está publicando es domingo, lo que significa que mañana es lunes! En lo personal me encantan los lunes, ¿a ustedes no? Los lunes son para nuevos inicios; existen para que nos llenemos de motivación, inspiración y creatividad para tener una gran semana. El lunes es el día que trato levantarme lo más temprano posible y también es el día que me siento más positiva, creativa y motivada para llevar a cabo todas las cosas que tengo planeadas para la semana que comienza.

Me he dado cuenta de que es necesario tener un lunes grandioso porque es el día que define el tono del resto de tu semana. Por lo que debes asegurarte de tener un buen lunes. Te comparto algunas cosas que trato de hacer para asegurarme de comenzar la semana comience de la mejor manera.

UN BUEN DESCANSO POR LA NOCHE

Primero lo primero, y esto comienza la noche anterior, un buen descanso por la noche puede marcar una gran diferencia. Si puedes despertar sintiéndote fresca y bien descansada, entonces puedes garantizar que te levantarás lista para enfrentar cualquier cosa que el lunes tenga para ti.

DESPIERTA TEMPRANO

Creo que lo he mencionado en otra ocasión, pero de verdad me gustan las mañanas. Levantarme temprano hace que me sienta mucho más productiva porque tengo más tiempo disponible. Me levanto a las 6, hago de media hora a una hora de ejercicio, me baño y me arreglo. Desayuno a las 7:30 aproximadamente, en ese tiempo me pongo a revisar correos del blog y mi calendario de Instagram.

DESAYUNA BIEN

El desayuno es el alimento más importante del día, y estoy totalmente de acuerdo. Ahora que tengo la posibilidad de desayunar en mi casa, opto por incluir frutas y cereales en mi desayuno; en caso de que se me haya hecho tarde o tenga que llegar más temprano al trabajo, un sándwich es mi opción por tratarse de un alimento fácil de consumir y que puede estar muy completo dependiendo de cómo lo prepares. Siempre estoy al pendiente de mis niveles de energía, por lo que una manzana a media mañana me ayuda a mantenerme activa y productiva hasta la hora de la comida!

PLANEA TU DÍA

Al final del día, ¿qué es lo que realmente te gustaría conseguir? Haz una lista de todas las cosas que necesitas hacer, prioriza, y haz una nota del tiempo estimado que cada actividad te tomará. Asegúrate de tener suficiente tiempo para cualquier evento inesperado, así como para descansar. Tratar de hacer muchas cosas puede disminuir tu productividad.

PIENSA POSITIVAMENTE

Al momento en que despiertas y piensas “oh cielos, es lunes, ¿tengo que pararme?”, te has resignado prácticamente a no tener un buen día. Pensar positivamente puede hacer la diferencia, particularmente si las cosas están yendo mal.Si esto sucede, recuerda que es sólo un mal día o unas horas malas. Piensa cómo te sentirás mejor al llegar a casa, o cómo puede haber peores cosas. Ríete y sigue adelante. Ve el lado positivo de todas las cosas que hagas.

 

UN PEQUEÑO PENSAMIENTO POSITIVO EN LA MAÑANA PUEDE HACER DE TU DÍA, UN GRAN DÍA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *