Blog & Trabajo Full-time

Blog & Trabajo Full-time

Esta publicación puede contener links afiliados, lo que significa que recibiré una comisión si realizas una compra dando click a estos links.

“Oh, ¿entonces tienes el día libre?”

Cada vez que escucho esa frase contesto que no es mi día libre, no iré a la oficina porque estoy ocupada con mi carrera de medio tiempo: mi blog. Si eres freelance y trabajas en casa, estoy segura de que sabes perfectamente sobre la suposición de que si estas en casa, estás haciendo nada en absoluto. O que como tu oficina está en la sala, tu trabajo debe ser algo más simple. El trabajo se acumula, toma muchas noches y horas de comida estar contestando correos, hasta el punto de establecer tu negocio/oficina en tu habitación, incluso teniendo “raíces” de tiempo completo.

Tal vez no lo saben, pero trabajo en una agencia de marketing, al tiempo que llevo la comunicación de otra empresa, tengo un trabajo sabatino (que solo es por temporadas) y mi blog. Incluso hay personas que se preguntan cuándo tengo tiempo para dedicarme al blog con tres trabajos; la verdad es que lo hago cuando tengo tiempo libre. Si estoy en la oficina y de pronto me viene una idea a la cabeza, hago una pausa en lo que estoy haciendo y escribo todas mis ideas en un borrador de mi correo personal y reduzco mis tiempos de comida lo más posible para estar al corriente con mis pendientes. Mi mente está en varias cosas a la vez, e incluso hay que ir de terminar unos mails con “xx” a “Saludos cordiales” en un instante.

Mantener un blog cuando tienes un empleo de tiempo completo puede ser algo complicado. Cuando tu blog es un hobby resulta complicado integrarlo en tu vida diaria, ya sea la escuela, el trabajo o teniendo una vida social. Hay personas que lo hacen para gozar de los beneficios de ser blogger: invitaciones a eventos, recibir regalos y conocer personas interesantes, y realmente trabajan muy arduamente en ello. Tener un blog te lleva tiempo y tengo varios tips para manejarlo mejor cuando tienes un trabajo de tiempo completo.

♡ Decide cuál es tu idea de éxito y olvídate de la presión

Cuando estás empezando un blog, o empezando a desarrollar y crecer el blog que ya tienes, es buena idea saber qué quieres de tu blog y por qué lo estás haciendo; esto te ayudara a saber cómo hacer las cosas para cumplir tus metas. Conocer la audiencia a la que te quieres dirigir te ayudará muchísimo al momento de decidir qué temas incluirás en tus publicaciones, el tipo de lenguaje que utilizarás y tu tono de comunicación. El éxito es un concepto relativo, ya que no es lo mismo para todos y es por eso que resulta importante que tengas en mente a dónde quieres llegar con tu proyecto.

Todos crecemos a nuestro propio paso, y mientras no hay nada de malo en que leas otros blogs de tu nicho y tomes inspiración en algunas ocasiones para los temas que quieres desarrollar; ¡NUNCA te compares! Tal vez haya personas que se dedican a su blog de tiempo completo, pero no conocemos todo el camino que han recorrido para llegar hasta ahí, o en qué situación se encuentra su vida que les permite enfocarse 100% en su plataforma. En el caso de los que tenemos un trabajo de tiempo completo, pueden llegar a haber situaciones específicas en las que nuestro blog comienza a estar en segundo plano en nuestra vida, no te desanimes; al contrario, escribe cuando te sientas con la necesidad o energía de crear contenido; esto resultara en mejores publicaciones, ya que escribirás sobre los temas que tienes en mente cuando estés de humor para hacerlo.

♡ Usa tus tiempos libres y acepta tus limitaciones de tiempo

Se trata de una curva de aprendizaje enorme, pero debes ser honesta contigo misma sobre tus limitaciones y cuanto puedes hacer en realidad. Hay que saber cuándo rechazar una oportunidad porque no hay el tiempo necesario para ponerle toda la dedicación y esfuerzo que requiere. Aceptar las limitaciones de tu tiempo no significa alentar tu progreso (aunque en ocasiones se sienta así); en realidad se trata más de permitirte manejar tus proyectos de una manera más eficiente, teniendo más cuidado en los proyectos que les dices “sí”, e incluso dejando un poco de tiempo para que puedas descansar. Recuerda que cuando se trata de balancear tu tiempo entre tu trabajo y tu blog, siempre debe haber tiempo para ti, en el cual te puedas desconectar completamente y disfrutar. Anotar ideas para publicaciones futuras te hará las cosas más fáciles cuando sea momento de sentarte a escribir, ya que no te encontrarás mirando una pantalla en blanco durante mucho tiempo.

Si de optimizar tiempos se trata, que no te dé pena pedirles a tus compañeros del trabajo que tomen algunas fotografías para tu Instagram. Siempre existen momentos, como cuando alguien baja por un cigarrillo, para traer la cámara del iPhone lista junto con tus props y pedirles que hagan algunas tomas para ti; las oportunidades para capturar contenido cuando estás en la oficina pueden ocurrir entre junta y junta. ¿Recuerdas cuando la hora de la comida era sinónimo de disfrutar el aire fresco del mundo exterior? Bueno, ya no será tan así – la hora de la comida sirve para ponerte al corriente con correos, subir contenido a tus redes sociales y lo que es mejor, tomar fotos lindas a tu café cuando es posible. Por supuesto que no me refiero a correr todo el día agobiada entre el trabajo y tu blog, es solo aprovechar los minutos que tienes libres a lo largo del día para sacarle mejor provecho a tu tiempo.

♡ Ten notas a la mano y escribe lo más que puedas.

¿Recuerdas que en el punto anterior te comentaba que escribas todas las ideas que te vengan a la mente en momentos libres? Estas notas se pueden convertir en una gran ayuda con el tiempo. La inspiración puede venir de todos lados – sólo asegúrate de tenerlo en mente, y lo que es más importante, a la mano. Si tienes una buena idea, pero no te sientes con la inspiración suficiente para redactar todo un artículo, anota esa idea; lo más importante de tener un blog y crear contenido es que tu musa de la inspiración esté en constante interacción contigo al momento de crear tus piezas para el blog o redes sociales.

No te forces a escribir, suele ser notorio cuando alguien está escribiendo porque es un deber y no algo que le apasiona hacer. Hay artículos que es necesario escribir al momento, porque así es como obtendrás los mejores resultados; pero no dejes de lado esta técnica, ya que te puede resultar funcional es escribir tus publicaciones en volumen ya que hay ocasiones en que nuestra mente anda a toda velocidad y podemos escribir artículo tras artículo; este material te puede ser de gran ayuda cuando salgas de vacaciones o estés sufriendo de un bloqueo creativo

♡ Asigna un día para tomar fotografías en volumen

Cuando tienes que estar la mayor parte de tu día en una oficina y el tráfico de la ciudad, no hay nada como tener un día de la semana (o unas horas) para tomar fotografías exclusivamente. Procura hacerlo con luz natural para que luzcan más bonitas y evitar sombras muy marcadas en tus imágenes. Toma tantas fotografías como puedas, outfits, productos, flatlays, cualquier cosa que se te venga a la mente; ya que esto significa que, al momento de escribir tus publicaciones, toda la parte gráfica ya estará lista y solo será cuestión de elegir las imágenes que van mejor con el texto que has creado. También es buena idea tener una carpeta en tu computadora, o disco duro, con todas las fotos que has tomado – para esos momentos en los que te sientas bloqueada.

Mi día para tomar fotos suele ser el domingo, cuando tengo más tiempo libre durante la semana y lo utilizo para pensar en el tipo de imágenes que necesito para el blog, mi Instagram y otras redes sociales (aunque soy más activa en Instagram, que nada). Al trabajar en contenido durante el domingo, me aseguro de que sobrellevar la semana será más sencillo ya que tendré contenido suficiente (o de sobra) para repartir en las plataformas que utilizo. Sin importar la temática que rodeé tu día de sesión, este día resultará en la certeza de siempre tener contenido fresco durante la semana, y también significa que puedes disfrutar de tus tardes durante la semana sin entrar en pánico por tu próximo #OOTD o foto de Instagram. Puedes incluso tener un día de sesión dedicado a tu propia fotografía de “stock”, lo más increíble de hacer imágenes genéricas es que puedes obtener de 3 a 4 imágenes distintas de una sola fotografía, resultando en un súper plus para tu contenido.

♡ Crea un calendario editorial

Hoy en día es fácil anotar todas las publicaciones futuras de tu blog en el calendario o notas del teléfono, pero cuando te tienes que concentrar en fechas límite de la oficina y el blog al mismo tiempo, puede ser muy fácil que termines empalmando actividades u olvides algo sumamente importante hasta el último minuto. Dicen que papelito no habla, por eso le soy fiel a las agendas de papel, puedes comprar una en Internet o cualquier tienda donde vendan artículos de oficina; o te puedes poner creativa y diseñarla de acuerdo a tus necesidades, ya sea en un programa de diseño profesional o en Excel para después imprimirlo y poder ver en una sola hoja todo lo que tienes pendiente para el día o la semana. Tener un calendario editorial con todas tus actividades programadas y pendientes, hace que administrar tu tiempo sea mucho más fácil.

♡ Es aburrido, pero usa Hootsuite

…o Buffer o SproutSocial – programa tus redes sociales. Cualquier blogger te diría que hay que programar todas tus publicaciones, y por mucho que quiera negarlo, es realmente útil. Es un poco tedioso, resulta agotante pensar en diferentes frases para introducir la misma entrada de tu blog e incluso puedes sentir que te volverás loca; pero cuando pasas todo el día en una oficina y tienes contenido que necesita promocionarse, esto te ahorrará mucho tiempo y el estar publicando todo al momento. La verdad es que no soy muy buena en hacerme de tiempo para programar; la mayoría de las veces que salgo de la oficina o de casa para ir a comer, recuerdo que no he publicado, entro en pánico, escribo algo, lo publico y espero lo mejor. Hacer lo que yo hago no resulta nada saludable para tus niveles de estrés, es por ello que utilizar un programa que automatizará tus publicaciones y que te ayudará a analizar las mejores horas para publicar, de acuerdo a la actividad de tu audiencia, es un must-have.

♡ ¡ÁMALO!

Si no amas tu blog, no tiene caso hacerlo. Crear un blog va más allá de ganar fama y dinero; se trata de compartir tus pasiones con otras personas y crear una comunidad con la cual te identificas. Un blog puede consumir mucho de tu tiempo libre, y si no lo disfrutas, entonces estás desperdiciando el tiempo y tus seguidores lo notarán.

 

Si tienes un blog, ¿qué otros tips darías para las personas que tienen un trabajo de tiempo completo también?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *