¿Como tener mañanas más productivas?

¿Como tener mañanas más productivas?
Las primeras horas del día determinan nuestro rendimiento durante todo el día, por eso debemos tener una rutina que ayude a nuestro cerebro y cuerpo a despertar. Estas son algunas cosas que hago durante las mañanas para tener más energía durante el día y espero que a ti también te funcionen.
  • Administrar la energía, no el tiempo.

¿Qué tipo de energía tienes en la mañana?
¿Qué actividad se lleva mejor con ese tipo de energía que tienes?
Todos somos energía, no tiempo. Por eso me resulta más fácil administrar mi energía y decidir qué actividades son las que puedo hacer mejor en las primeras horas después de comenzar con mis días habituales.

  • Prepárate la noche anterior.

Establece algunos minutos para organizar una lista de tareas pendientes.

No se trata de quedarse hasta muy tarde para averiguar lo que tienes que hacer al día siguiente. Si te mantienes organizado todos los días, será más fácil saber qué necesitas al día siguiente para que puedas prepararte más rápido y no tardes en llegar.

Otro consejo para esta situación es planear el domingo toda la semana en términos de outfits, maquillaje y comida. Es cierto que los domingos se hicieron para descansar, pero también son para la planificación de una semana más fácil y relajada.

  • No abras tu correo hasta las 12:00 pm.

La mañana es hacer las cosas más importantes.
A menos que tu trabajo requiera que tengas abierto el correo durante 8 horas seguidas, trata de concentrarte en terminar las actividades que tienes pendientes antes de abrir la bandeja de entrada para ver qué más se está agregando a la lista. Eso es algo que suelo hacer durante las semanas que no tenemos mucho trabajo en la oficina.

  • Apaga el celular y déjalo en otra habitación de tu casa.

Es una estrategia simple, pero a la vez muy difícil de llevar a cabo porque en esta era todos parecemos esclavos del celular. Las redes sociales nos consumen mucho tiempo y pueden ser un factor determinante de por qué no somos tan productivos en la mañana.

Los mensajes, snaps y notificaciones pueden esperar, disfrutemos de la vida real y la interacción cara a cara con otros seres humanos. No estar atados al celular 24/7 resulta más benéfico de lo que podemos imaginar.

  • Siéntate derecho y ponte de pie regularmente.

Sentarse derecho y ponerse de pie de vez en cuando nos permite respirar mejor, lo que nos lleva a un cerebro mejor oxigenado y una concentración de lujo.
¡Nuestro cuerpo necesita moverse! Intenta levantarte y mirar lejos de la computadora cada 20 minutos y te sentirás mucho mejor. No tendrás que lidiar con dolor de espalda ni ojos cansados, algo que agradecerá tu salud y tus nivel de productividad.

  • Trabaja en un área fresca.

Mantener la temperatura un poco fresca aumentará el enfoque de tu mente y cuerpo.
Todos sabemos que es molesto trabajar en un lugar donde uno simplemente se está derritiendo y anhelando una bebida fría, pero también es incómodo trabajar en un lugar donde te sientes congelado. Tener un clima fresco, que se sienta a gusto ayuda a trabajar con más entusiasmo.

  • Come sano.

Eso es algo que escuchamos a diario, y es más sencillo de lo que pensamos. Come alimentos sencillos, saludables y nutritivos; no te olvides de beber 8 vasos de agua simple al día.

No estoy diciendo que todos debemos ser veganos o vegetarianos y evitar la comida chatarra por completo, eso sería un tanto hipócrita de mi parte porque no lo hago. En esos días que muero de hambre todo el día cargo fruta en mi bolsa y preparo mi comida toda la semana. Una buena opción para estar botaneando sin sacrificar sabor son las zanahorias, jícama o pepinos con limón, sal y tajín; es algo súper rico y saludable que además nos ayuda a mejorar nuestro metabolismo.

  • Desarrolla una rutina de pre-actividades para comenzar el día.

Tener una rutina o ritual justo después de despertar mejora nuestros días. Estas pequeñas rutinas le envían señales al cerebro para que sepa que es hora de comenzar; también ayudan a superar la falta de motivación y comenzar con nuestras actividades, incluso cuando no tienes ganas de salir de tu cama.

Soy experta en salir corriendo porque ya se me hizo tarde en las mañanas, por lo que estoy trabajando con mucho esfuerzo y dedicación en corregir ese aspecto. Empezar con cosas simples como una taza de café o té verde antes de tomar una ducha y tener mi ropa y bolsa listos,la noche anterior, me ha ayudado a ser más ágil y no parecer una película en slow-motion.

¡Espero que este post te ayude a tener mejores mañanas! Si tienes más sugerencias o trucos para tener mañanas más productivas y mejores días, compártelo en los comentarios!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *