10 cosas que aprendí al mudarme

Estos dos meses que han pasado de 2017 estuve muy inactiva en lo que respecta a mi blog porque estuve pasando por el proceso de vender nuestra casa, mudarnos a un departamento pequeñito y buscar un lugar nuevo donde vivir para finalmente mudarnos al departamento definitivo.

Finalmente, a principios de febrero nos entregaron las llaves de nuestro departamento nuevo y comenzamos a llevar nuestras cosas al día siguiente de que nos entregaron.

Para empezar, es muy complicado mudarte de una casa a un departamento, es un cambio muy fuerte, pero estamos felices porque es un cambio para bien; nuestra calidad de vida ya comenzó a mejorar exponencialmente.

Hoy les quiero platicar las 15 cosas que aprendí de esta mudanza múltiple.

1. No debo acumular cosas que no necesito o que no utilizaré en un plazo máximo de 3 meses.

2. Como los japoneses, hay que depurar nuestras cosas cada año, para deshacernos de lo que no necesitamos y sentir que dejamos ir una carga.

3. Piensa en los muebles que quieres comprar antes de mudarte o acabarás teniendo el colchón en el piso (como yo entenderé) y todas las cosas empacadas al fondo de la habitación, solo tu closet está ordenado adecuadamente.

4. Cuando empaques, no pongas puras cosas pesadas en una caja muy gigante, nadie la podrá mover 🙁

5. Regala o dona las cosas que le puedan servir a alguien más, por ejemplo, si tienes primos pequeños o sobrinos, puedes regalarles algún juguete; o buscar una casa de niños para alegrarles sus días con juguetes nuevos.

6. No compres por comprar, no tiene caso gastar tu dinero en cosas que va a terminar en una caja al fondo del armario sin que nadie las recuerde.

7. No necesito zapatos en colores de los que ni siquiera tengo ropa; tengo la mala costumbre de comprar zapatos sólo porque me gustan, y cuando menos me doy cuenta tengo demasiadas cajas en el clóset que ya ni caben y al final me doy cuenta de que nunca los he usado o no tengo ropa con qué ponérmelos y termino regalándolos a gente que les servirán.

8. Compra muebles funcionales y decorativos a la vez, Pinterest puede ser de gran ayuda para buscar inspiración si no sabes cómo decorar tu habitación nueva. A mí me funcionó bastante.

9. Clasificar las cajas por colores, es muy práctico y a prueba de que se pierdan cosas en el trayecto de la mudanza.

10. Es muy pesado cambiarte de un día para otro, tómalo con calma y organízate para no volverte loc@.

Aún me quedan muchas cosas por aprender en el proceso de acomodarme y acostumbrarme a los espacios nuevos, y sobre todo al entorno; pero siento que he aprendido cosas muy valiosas hasta el momento.

¿Ustedes se han tenido que mudar de casa tantas veces en tan poco tiempo? ¿Tienen algún tip para mudanzas más rápidas y eficientes?

Hola 2017!

Estamos en plena cuenta regresiva para despedir al 2016 y dar la bienvenida al 2017.
Si bien este año no fue el más sencillo, ni el mejor que he tenido, estoy agradecida por todo lo que pasó. Aprendí muchas cosas buenas y otras no tan buenas; me di cuenta de las cosas que me agradan, comencé a descubrir mis pasiones al tiempo que me di cuenta de las cosas que no me agradan a nivel personal y profesional. Pasé por momentos complicados estos últimos 6 meses, teniendo semanas de frustración y otras de reflexión, pensando qué es lo que quiero para mi futuro.

Hablando de futuro, comencé a pensar en las cosas que quiero lograr durante los próximos 12 meses; sinceramente tengo la esperanza de que sea un gran año, comenzando con el cambio de casa. Me entusiasma mucho la idea de poder pensar en la decoración de mi nueva habitación, desde los colores hasta los muebles que quiero ir comprando, la verdad es que ya tengo muchas ideas que me están sirviendo de inspiración para poco a poco llegar al cuarto de mis sueños, pero dejemos ese tema para otro día.
Hoy quiero platicarles esas cosas que me gustaría ir logrando a lo largo de 2017; la verdad es que mis objetivos no tienen un orden específico, sólo se trata de lo que tengo planeado para el año que estamos a nada de comenzar. Así que aquí vamos con la lista:

♡ Salir de mi zona de confort.
♡ Encontrar la felicidad!
♡ Ser espontánea.
♡ Soñar en grande… ¡Si lo puedes soñar, lo puedes lograr!
♡ Conseguir un empleo que me apasione al 1000.
♡ Tener una vida más saludable (aunque no me refiero a volverme 100% vegana ni nada por el estilo, solo quiero mejorar mis hábitos).
♡ Ser constante con el blog y hacerlo crecer poco a poco.
♡ Leer más, este año fui una total facha con mi lectura 🙁
♡ Apreciar las pequeñas cosas de la vida.
♡ Hacer tiempo para disfrutar con mis amigos.
♡ Tener una rutina todas las mañanas y noches.
♡ Mantener mi cuarto ordenado sin dejarlo para mañana.
♡ Renovar mi pasaporte ¡y usarlo!
♡ Aprender a manejar.
♡ Comprar una laptop nueva porque la mía pide a gritos jubilarse.
♡ Ahorrar suficiente dinero para poder viajar a Europa con mi mejor amiga y celebrar nuestros 20 años juntas!
♡ Volverme más organizada en mis actividades.
♡ Estudiar francés.
♡ Escribir, escribir y escribir…. Quién sabe, tal vez salga algo interesante para un libro de esta mente tan alocada que tengo.

Esos son los objetivos que me he planteado hasta el momento, lo más seguro es que la lista crecerá conforme pasen los días. Ahora es el momento de mantenerme comprometida con mis metas y seguir el camino que 2017 tenga escrito para mí, claro siempre apoyando al destino dando lo mejor de mí.

¿Ya pensaste en las cosas que te gustaría lograr este 2017? Cuéntame cuál es tu principal obejtivo.

¿Cómo edito mis fotos para Instagram?

Hace unos días, una de mis mejores amigas me preguntaba cómo hago que las fotos de mi Instagram sean tan “iguales” en cuanto a las tonalidades, y le expliqué que procuro tomarlas a la misma hora y las edito de la misma manera. Por eso hoy les traigo una explicación de como edito las fotos que pueden ver en mi Instagram 🙂

La aplicación que más uso para editar mis fotos es VSCO. Es una app gratuita que ofrece varias opciones sin costo para editar las imágenes; también cuenta con una selección de filtros que puedes comprar si quieres que tus fotos tengan un toque único.


Para mantener una apariencia similar entre todas las fotos de mi perfil, las edito de la misma manera todas las veces; aunque he de admitir que hay algunas fotos a las que les aplico un filtro distinto (que se vea similar a las demás).

Los pasos que regularmente sigo para la edición de mis fotos es:

  • Filtro HB1 +9

  • Constraste +1

  • Saturación +1

  • Temperatura -1

Esta es la imagen que nos queda al terminar con VSCO:


Finalmente, antes de publicar mis fotos en Instagram, les aplico un toque muy sutil del filtro Clarendon que va de 10 a 22 normalmente.

Y la imagen publicada nos queda así:

Y con eso de que está tan de moda tener un tema a lo largo de tu feed de Instagram, esta aplicación es súper útil porque literal puedes copiar y pegar los ajustes de la foto y sólo modificar algunas cosas si crees que es necesario.
Hay muchas combinaciones entre filtros y ajustes que puedes hacer para crear tu tema de Instagram. Aunque les dejo una manera más sencilla de descubrir qué estilo quieres para tus fotos en este Board de Pinterest.

¿Y tú, como editas tus fotos? ¿Me recomiendas una app distinta?

¿Como tener mañanas más productivas?

Las primeras horas del día determinan nuestro rendimiento durante todo el día, por eso debemos tener una rutina que ayude a nuestro cerebro y cuerpo a despertar. Estas son algunas cosas que hago durante las mañanas para tener más energía durante el día y espero que a ti también te funcionen.
  • Administrar la energía, no el tiempo.

¿Qué tipo de energía tienes en la mañana?
¿Qué actividad se lleva mejor con ese tipo de energía que tienes?
Todos somos energía, no tiempo. Por eso me resulta más fácil administrar mi energía y decidir qué actividades son las que puedo hacer mejor en las primeras horas después de comenzar con mis días habituales.

  • Prepárate la noche anterior.

Establece algunos minutos para organizar una lista de tareas pendientes.

No se trata de quedarse hasta muy tarde para averiguar lo que tienes que hacer al día siguiente. Si te mantienes organizado todos los días, será más fácil saber qué necesitas al día siguiente para que puedas prepararte más rápido y no tardes en llegar.

Otro consejo para esta situación es planear el domingo toda la semana en términos de outfits, maquillaje y comida. Es cierto que los domingos se hicieron para descansar, pero también son para la planificación de una semana más fácil y relajada.

  • No abras tu correo hasta las 12:00 pm.

La mañana es hacer las cosas más importantes.
A menos que tu trabajo requiera que tengas abierto el correo durante 8 horas seguidas, trata de concentrarte en terminar las actividades que tienes pendientes antes de abrir la bandeja de entrada para ver qué más se está agregando a la lista. Eso es algo que suelo hacer durante las semanas que no tenemos mucho trabajo en la oficina.

  • Apaga el celular y déjalo en otra habitación de tu casa.

Es una estrategia simple, pero a la vez muy difícil de llevar a cabo porque en esta era todos parecemos esclavos del celular. Las redes sociales nos consumen mucho tiempo y pueden ser un factor determinante de por qué no somos tan productivos en la mañana.

Los mensajes, snaps y notificaciones pueden esperar, disfrutemos de la vida real y la interacción cara a cara con otros seres humanos. No estar atados al celular 24/7 resulta más benéfico de lo que podemos imaginar.

  • Siéntate derecho y ponte de pie regularmente.

Sentarse derecho y ponerse de pie de vez en cuando nos permite respirar mejor, lo que nos lleva a un cerebro mejor oxigenado y una concentración de lujo.
¡Nuestro cuerpo necesita moverse! Intenta levantarte y mirar lejos de la computadora cada 20 minutos y te sentirás mucho mejor. No tendrás que lidiar con dolor de espalda ni ojos cansados, algo que agradecerá tu salud y tus nivel de productividad.

  • Trabaja en un área fresca.

Mantener la temperatura un poco fresca aumentará el enfoque de tu mente y cuerpo.
Todos sabemos que es molesto trabajar en un lugar donde uno simplemente se está derritiendo y anhelando una bebida fría, pero también es incómodo trabajar en un lugar donde te sientes congelado. Tener un clima fresco, que se sienta a gusto ayuda a trabajar con más entusiasmo.

  • Come sano.

Eso es algo que escuchamos a diario, y es más sencillo de lo que pensamos. Come alimentos sencillos, saludables y nutritivos; no te olvides de beber 8 vasos de agua simple al día.

No estoy diciendo que todos debemos ser veganos o vegetarianos y evitar la comida chatarra por completo, eso sería un tanto hipócrita de mi parte porque no lo hago. En esos días que muero de hambre todo el día cargo fruta en mi bolsa y preparo mi comida toda la semana. Una buena opción para estar botaneando sin sacrificar sabor son las zanahorias, jícama o pepinos con limón, sal y tajín; es algo súper rico y saludable que además nos ayuda a mejorar nuestro metabolismo.

  • Desarrolla una rutina de pre-actividades para comenzar el día.

Tener una rutina o ritual justo después de despertar mejora nuestros días. Estas pequeñas rutinas le envían señales al cerebro para que sepa que es hora de comenzar; también ayudan a superar la falta de motivación y comenzar con nuestras actividades, incluso cuando no tienes ganas de salir de tu cama.

Soy experta en salir corriendo porque ya se me hizo tarde en las mañanas, por lo que estoy trabajando con mucho esfuerzo y dedicación en corregir ese aspecto. Empezar con cosas simples como una taza de café o té verde antes de tomar una ducha y tener mi ropa y bolsa listos,la noche anterior, me ha ayudado a ser más ágil y no parecer una película en slow-motion.

¡Espero que este post te ayude a tener mejores mañanas! Si tienes más sugerencias o trucos para tener mañanas más productivas y mejores días, compártelo en los comentarios!




¿Por qué es importante tener metas?

No sé ustedes, pero cada vez que la palabra “metas” se cruzaban en mi vida (escuela o trabajo) entraba en pánico y me paralizaba un poco. En parte porque, si estableces metas, normalmente tienes que evaluarte al final, ¿verdad? Y seamos francos, ¿a quién le gusta hablar de sí mismos? ¿Es tan estresante! O sea, obvio quiero demostrar lo buena que soy en mi trabajo y en todas las cosas que me propongo, pero decirlo de una manera que no parezca presumida o arrogante no es lo más fácil del mundo.

Tener objetivos es muy importante y la gran mayoría los tenemos, aunque no estén en una libreta o un documento en la compu, todos sabemos a dónde queremos llegar, o por lo menos eso intentamos. Antes solía ser muy arrebatada y me ponía metas un tanto inalcanzables, hasta que me di cuenta que es mejor ponerme metas a corto plazo y así llegaré a la gran meta con la que he soñado durante años.
Esas pequeñas metas puede ir, por ejemplo, desde conseguir un nuevo trabajo porque el que tienes ya no te hace feliz o proponerte no comer galletitas de chocolate durante un día. Ese es el toque personal que le puedes dar a tus metas, y las puedes cambiar según tus necesidades y las condiciones en las que te encuentres en ese momento.

beregarnica-blog-metas

Las metas nos conducen hacia adelante; nos dan un motivo para trabajar y esforzarnos aún más de lo que hacemos día a día y cuando las logramos, producen un gran sentimiento de satisfacción y orgullo por ser constantes y llegar a algo que nos propusimos. Dan un sentido de propósito. No hay nada peor que ir días y semanas, o completar las tareas, y al final de ese tiempo pensando, “bien, ¿para qué realmente hice eso?”, o “no veo el punto”. Sé por experiencia personal lo desmotivante que esto puede ser, por lo que tener objetivos personales establecidos, puede hacer que incluso las tareas domésticas parezcan un poco mejor.

Puedes usarlos para documentar hasta dónde has llegado. Ya sea con la pérdida de peso, mejorar tu agenda de blogs, o hacer algo nuevo; puedes mirar hacia atrás en los primeros objetivos que alguna vez se estableciste y estar orgullosa de que ahora estás un paso por delante!

Nos ayudan a concentrarnos; como les contaba antes, incluso los objetivos más pequeños nos motivan a completar ideas que normalmente nos dan flojera de hacer; mejoran la manera en que organizamos nuestro tiempo y podemos enfocar nuestra energía en cosas positivas y benéficas.

Tener objetivos no nos hacen responsables, eso depende completamente de cada uno. No sé si a ustedes les pase lo mismo, pero me molesta mucho no completar algo. En realidad me frustra no completar alguna actividad o tarea que pude haber hecho sin problema alguna, pero también me molesta cuando termino algo a un nivel inferior que sé que puedo lograr. Es igual que cuando comencé el blog por primera vez, escribía apresuradamente porque no me tomaba el tiempo de preparar mis posts e imágenes; y algo que tengo muy claro hoy que decidí empezar completamente de CERO mi página es que no hay nada como tener un calendario con todas mis actividades e ir tachando lo que ya hice, no saben lo bien que se siente ver como esa lista se va acortando conforme pasa el día 🙂

beregarnica-blog-checklist

Tener esos objetivos en la mente significa que ahora tienes el poder de demostrarte a ti mismo que puedes hacer esto y más!

¿Te fijas metas? ¿Sueles cumplir esas tareas o te atrae la fuerza de Netflix?

 

firma-blog